Primeros pasos: añadir programas en Raspbian para la Raspberry Pi (1 de 2)

El sistema operativo de la Raspberry Pi más común por su funcionalidad y facilidad de uso es la distribución de Linux llamada Raspbian, la cual incluye algunos programas ya instalados para empezar a trabajar como son el navegador web Epiphany, un sencillo editor de textos, una edición especial de Minecraft o los visores de imágenes y documentos PDF, pero probablemente esto sea muy escaso para tus necesidades.

Pi Store, la tienda de aplicaciones de la Rasberry Pi

Pi Store, la tienda de aplicaciones de la Rasberry Pi

Para agregar programas a tu Raspberry Pi puedes utilizar la Pi Store, una tienda de aplicaciones muy similar a la que puedes tener en tu smartphone y donde encontrarás muchas utilidades, juegos y contenidos gratuitos y de pago. Sólo tienes que seleccionar «Pi Store» de la sección «Internet» en el menú. Tras crear una cuenta en el sistema, podrás descargar el software que desees pulsando en el botón «Install» seleccionando el icono del programa en la lista.

Instalando LibreOffice de la Pi Store em la Raspberry Pi

Instalando LibreOffice de la Pi Store em la Raspberry Pi

Algunas de las aplicaciones útiles son LibreOffice, una completa suite ofimática compatible con Word, Excel y PowerPoint gratuita, o Code::Blocks, un IDE perfecto para desarrolladores. Además, encontrarás contenidos como The MagPi, una revista que habla del mundillo de la RasPi.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Primeros pasos

Reproduciendo vídeo 4K en la Raspberry Pi 2

La nueva Raspberry Pi 2 es bastante más potente que la original pero aún tengo una duda: ¿puede reproducir vídeo 4K? Supuestamente al usar HDMI 1.4 sería posible pero para responder a la pregunta he hecho una prueba rápida. Descargué el vídeo «Burj Khalifa Pinnacle BASE Jump – 4K» en varias resoluciones y las visualicé con el comando «omxplayer -o hdmi nombre-del-video.mp4» en un terminal.

A continuación describo los resultados:

  • 360p: Video codec omx-h264, 640xb360 px, 504 kb/s, 25 fps: OK
  • 720p: Vídeo codec omx-h264, 1280×720 px, 2227 kb/s, 25 fps: OK
  • 1080p: Vídeo codec omx-h264, 1920×1080 px, 3153 kb/s, 25 fps: OK
  • 1440p: Vídeo codec omx-h264, 2560×1440 px, 4950 kb/s, 25 fps: KO
  • 4K: Vídeo codec omx-h264, 4096×2304 px, 16831 kb/s, 25 fps: KO

Los intentos de 1440p y 4K no dieron error pero tampoco se reprodujeron los vídeos, y desgraciadamente no tengo una televisión 4K a mano por lo que actualizaré esta entrada en cuanto complete la prueba.

Actualizacion: al fin pude probar la Raspberry Pi 2 conectada vía HDMI a una televisión 4K (¡gracias @ungatonipon!) pero no he conseguido más resultados que los anteriores. Si bien no salía con error tampoco pude visualizar los vídeos en las pruebas de 1440p y 4K. Esto no quiere decir que no pueda reproducirse, simplemente que no ha podido establecerse una interfaz entre la RasPi y la TV. Seguiré probando…

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Hardware

Primeros pasos: conectando la Raspberry Pi a Internet

Hay dos formas de conectar la Raspberry Pi a Internet, mediante un cable Ethernet o usando un adaptador Wi-Fi USB. La primera es tan sencilla como conectar el cable de red y después encender la RasPi, los servicios de red intentarán conectar automáticamente mediante DHCP.

Si usas un adaptador Wi-Fi USB lo más sencillo es acceder al entorno gráfico y seleccionar «WiFi Configuration» en el menú de «Preferencias» y seguir estos pasos:

  • Pulsa el botón «Scan» para encontrar las redes disponibles.
  • Doble click en la red a la que deseemos acceder.
  • Introducir la contraseña de acceso y otros parámetros, si son necesarios.
Configurando Wi-Fi en la Raspberry Pi

Configurando Wi-Fi en la Raspberry Pi

Si todo ha ido bien te conectarás a Internet y podrás empezar a visitar páginas web sin problemas mediante el navegador incluido Epiphany.

Por cierto, para asegurarte de usar un adaptador Wi-FI USB que funcione sin problemas puedes consultar la lista de hardware compatible con la Raspberry Pi, pero os daré una pista: buscad dispositivos con chipset Realtek.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Primeros pasos

Primeros pasos: Instalando el sistema operativo de la Raspberry Pi

Muy bien, ya ha llegado el paquete, lo has abierto y has sacado la Raspberry Pi de su caja de cartón, pero aún no puedes conectarla al monitor y al teclado porque te falta algo muy importante: instalar el sistema operativo que hace que todo funcione. De momento, y hasta que Microsoft no publique su prometida versión de Windows 10, lo más habitual es utilizar Raspbian. Se trata de una distribución de Linux basada en Debian y preparada para aprovechar el hardware de la pequeña RasPi y que contiene todas las herramientas que te harán falta para empezar a trabajar incluyendo un entorno gráfico de ventanas que te resultará familiar.

Raspbian recién instalado

Raspbian recién instalado

Para instalar el sistema operativo tienes dos opciones: usando una imagen de Raspbian o usando NOOBS (New Out Of he Box Software). Lo primero es una imagen de disco que se debe trasladar tal cual a una tarjeta de memoria mediante una herramienta específica que la dejará en perfecto orden de funcionamiento y lo segundo es una serie de archivos que se graban en la tarjeta de memoria pero que requiere de una segunda fase de instalación. Si crees que sabes de lo que hablo opta por la primera opción, es más rápida y segura, pero si no tienes ni idea de lo que estás haciendo opta por la segunda.

1- Creando una tarjeta de memoria

Lo primero que necesitas es una tarjeta de memoria de al menos 4GB de capacidad lo más rápida posible, por razones obvias, y descargar la imagen de disco del sistema operativo que se encuentra disponible en el sitio oficial de Raspberry Pi. Una vez descargado el archivo lo descomprimimos y usaremos una herramienta para crear la instalación del sistema tanto si utilizamos Windows, Mac OS X ó Linux.

2- Usando NOOBS

Más simple pero más lento es descargar la última versión de NOOBS y copiar los archivos a la tarjeta de memoria, la cual es muy recomendable formatear previamente utilizando la herramienta SD Formatter con versiones para Windows y Mac para asegurarnos de que no encontremos errores más tarde. Una vez copiados todos los archivos extraemos la tarjeta y la insertamos en la Raspberry Pi antes de encenderla.

Cuando se complete el proceso sólo debemos extraer la tarjeta de memoria e insertarla en la Raspberry Pi antes de encenderla. En ambos casos deberemos seguir unas sencillas instrucciones en pantalla para completar el proceso y empezar a disfrutar de este pequeño ordenador pero si has utilizado NOOBS apunta que el usuario que debes usar es «pi» y su password es «raspberry» (sin comillas en ambos casos, se puede cambiar más adelante).

Una vez que hayas accedido tendrás que usar la orden «startx» para iniciar el entorno gráfico.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Primeros pasos

Raspberry Pi 2: primeras pruebas

Ya he puesto en marcha la nueva Raspberry Pi 2 y, gracias a su compatibilidad con el software creado para su antecesora y que antes de cambiar actualicé la distribución de Raspbian, ha sido tan sencillo como cambiar la tarjeta de memoria de una a otra.

Raspberry Pi vs Raspberry Pi 2

Raspberry Pi vs Raspberry Pi 2 (parte superior)

La primera impresión no ha podido ser mejor. Acostumbrado a ese pequeño lag que arrastra el procesador de la primera versión del micro ordenador, llama la atención lo rápido que responde el nuevo hardware y la cantidad de memoria disponible a pesar de haber abierto varios de los programas que tenía instalados que más recursos consumen.

Prueba de estrés de la Raspberry Pi 2

Prueba de estrés de la Raspberry Pi 2

La experiencia de usuario es gratificante y se puede trabajar con múltiples ventanas a la vez copiando y pegando contenidos entre las diferentes aplicaciones incluso mientras se está compilando el código fuente de otro programa, todo ello conectado vía HDMI a un monitor con una resolución de 1920x1080px sin que el rendimiento se vea mermado.

Quizá sea pronto pero me atrevería a decir que esta nueva Raspberry Pi 2 podría marcar un antes y un después en el sector educativo donde el presupuesto nunca es suficiente y los recursos siempre son escasos.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Hardware